domingo, 15 de noviembre de 2009

Matrioska



Muñeca vacía hueca por dentro
Pero a la vez tan llena de otra y otras
Pudiendo  llegar a ser tantas, ella es
como una matrioska, hoy   es la
niña que aun no nace, es  la madre
que será, es la amante que te toma
es la lectora y la escritora, que te imbuye
es la novia, la mujer, la esposa, es la
asesina, y la filòsofa, es la que no se adapta
y la adecuada  para la ocasión, es la que se llena
de cuestiones, y la gran productora, es la voz
melosa y rasgada, es el grito ausente, es la risa
perfumada, es el  halito de la muerte
Es una matrioska, soy su interior.

5 comentarios:

AMOR dijo...

No hay duda de que tiene un interior muy completito, solo espero que no sea la asesina.
Besazos AMOR

Muertevideano dijo...

Me gustó mucho tu blog, ya lo integré en mis sugerencias, gracias por tu visita y por compartir.

Jose Jordan dijo...

Ella es todo eso y mucho mas. Ella es todas las cosas que el alma de un hombre ineludiblemente intuye para hacerlas entrañables, a veces sin poder apenas comprenderlas, pero con la certeza de que son vitales. Ha sido un inmenso placer conocerte. Un abrazo.

[ [EBP]] dijo...

Muy muy chévere.. y no se porqué, pero me hizo pensar en mi hija..

Rodolfo Cuevas dijo...

BB:
Muy bello y sentido el poema. Permiteme decirte que me he dado la vuelta por tu página y me gusta, tanto su colorido como por su contenido, gracia por visitar la mía; desde hoy también soy tu seguidor.
Recibe de mí un sólido y cariñoso abrazo.