Vídeos Adolfo Payés

Loading...

domingo, 24 de agosto de 2008

Relación entre la antropología y la comunicación social

La relación fundamental que tiene la Antropología con la Comunicación Social deriva de que la comunicación es un acto natural del ser humano, es intrínseca, es una conducta natural, una necesidad, creo que uno de los aportes más significativos de estudio para la antropología tiene que ver con el aspecto de la comunicación, comunicar etimológicamente deriva del latín “communicare” que puede traducirse como; poner en común, o compartir algo; se considera al igual que el termino hombre, una categoría polisémica. La antropología lingüística por su parte es la que estudia al ser humano como un todo, es aquella que en una sola disciplina combina los diferentes enfoques de las ciencias (naturales sociales y humanas) y los lenguajes humanos. Dado que el lenguaje es una amplia parte constitutiva de la cultura, los antropólogos la consideran como una disciplina separada. Los lingüistas se interesan en el desarrollo de los lenguajes. Asimismo, se ocupan en las diferencias de los lenguajes vivos, cómo se vinculan o difieren, y en ciertos procesos que nos explican las migraciones y la difusión de la información. También en las formas en que el lenguaje se opone o refleja otros aspectos de la cultura.

Entendiendo por Antropología como el estudio del hombre en su entorno bio – psico – socio – cultural. Tenemos que, más que relacionarse, se complementan funden y aportan crecimiento, al hombre que es él objeto de estudio. Bien si vamos a la teoría, el aspecto biológico, el hombre es el único ser vivo, que tiene aparato fonador-articulado (aclaro desarrollado como nosotros) y lo más importante “el don de la palabra” de racionalizar, distribuir y masificar los mensajes. En el aspecto psicológico, cada persona, “hombre” es un ser individual, pero a pesar de esa individualidad, el aspecto común es que todos nos relacionamos a través de la comunicación, estudiando e interpretando signos de la misma. El aspecto social, un aspecto bastante interesante, que quiero ahondar, pero no sin antes recalcar, que cada uno de estos aspectos van rompiendo paradigmas; por ejemplo el biológico, es solo el conocimiento empírico; los bebes no saben que cuentan con cuerdas vocales, no saben engolar, o falsear su voz ni sus emociones orales, pero en el psicológico si, ahora pues el estudio de la psiquis , hace uso y estudio de esa facultad biológica, que mas que facultad, es un milagro que demuestra lo único de nuestra especie. En el social, ya sabemos manipular, y utilizar esta facultad divina, y ahora si, masificaremos nuestro lenguaje, socialmente, entonces rompemos la barrera biológica y psicológica, y el hombre sigue en evolución; gracias a su autoconocimiento o estudio de si mismo; ya tiene el poder y puede masificar el mensaje. Al llegar al aspecto cultural el aspecto más significante, el que rompe el velo del templo del “hombre” donde ya no hay tabúes ni paradigmas; donde el hombre deja su sello y huella para ser reconocido como fragmento de la sociedad, que busca, demostrar su verbo y elocuencia ( psicológico) persuadir y cambiar ( psicológico), y masificar…. Social. Ahora bien arraigarse a la cultura de una comuna, país o continente, solo depende del quehacer cultural, de un reducido número o bien de un continente. Al manejar la comunicación lo que es el hombre en todo su contexto, mejor utilizara la misma. La antropología, o el conocer de nuestra especie única y racional, nos ayudan enriquecernos y relacionarnos. Deviene lo biológico el poder operativo, lo psicológico, y social, entendemos que es indispensable. El conocernos, para manipular, y por que no, con la misma condicionar, una vez que socialmente eres, culturalmente serás; y serás la barrera.
El propósito de la antropología per se; ha sido logrado por la antropología filosófica que ha centrado su atención en el hombre, tomando en cuenta todos los aspectos de la existencia humana, biológica y cultural, pasada y presente, combinando estos materiales diversos en un abordaje íntegro del problema de la existencia humana. Además, se pregunta por la naturaleza fundamental de su ser, se pregunta lo que diferencia al ser humano de todos los demás seres, cómo se define a través de su existencia histórica, etc. Tales interrogantes fundamentales de la antropología filosófica pueden ser condensadas en una pregunta radical: ¿Qué es el hombre? YO SOY, el hombre…