domingo, 24 de agosto de 2008

1936-1948

A partir del 17 de diciembre de 1935 día que se anuncia al país la muerte de Juan Vicente Gómez, día que marco la el final de la mas larga dictadura de la historia, y el advenimiento del siglo XX en Venezuela, la consolidación de la apertura petrolera y la apertura del país hacia la democracia.
Ese mismo día el Consejo de Ministros encarga del Poder Ejecutivo al General Eleazar López Contreras, quien traslada la sede a Caracas y restablece las garantías constitucionales. El 25 de abril de 1936 el congreso nombra al General Eleazar López Contreras Presidente de la Republica por mayoría. El 16 de Julio de ese mismo año, el Congreso sanciona una nueva constitución. Reduce a cinco años el periodo presidencial, prohíbe la reelección inmediata, limita a cuatro años el ejercicio de las funciones parlamentarias. Y además inhabilita los partidos de izquierda.

Llega la modernización, el General Eleazar López Contreras (1936 – 1941) y su homologo Isaías Medina Angarita. (1941-1945) .Se abre una nueva etapa en Venezuela. Modifican métodos de gobierno y administración, restauraron el goce de las libertades, acabaron con abusos y monopolios, abren el debate sobre los grandes problemas nacionales, cuya mención era antes motivo de prisión o destierro, invitan a personalidades de todas las regiones, edades, y profesiones a participar en las funciones publicas y dotan al país de un conjunto de leyes y organizaciones necesarias para la modernización de Venezuela .permiten el regreso a los exiliados. El estado se convierte en el principal promotor de la economía.

Se puede decir que esta época se ampliaron y se abrieron las puertas, las obras, los servicios, como ejemplos se pueden mencionar; la continuidad de las obras de infraestructuras vial iniciados durante el régimen gomecista, la ampliación de las obras de saneamiento ( con una fuerte campaña antimalaria), la creación de los primeros servicios socioeconómicos IVSS (1940) y el Instituto Nacional de Obras Sanitarias (1943), y la modernización de las estructuras institucionales de la economía venezolana con la creación de la Ley de Impuesto sobre la Renta.

Pero la estructura del régimen mismo, ese trípode régimen- jefe- administración, sin importar la función del jefe; sea Presidente de la Republica, Comandante del Ejercito, Jefe de la Administración, Ministro de Gobierno, Marina, o Inspector General , sin importar quien sea los titulares, lo llevo a la debacle.

En Octubre de 1945, coincidiendo con la segunda guerra mundial, ocurre el derrocamiento del Gobierno de Isaías Medina Angarita. Ocurriendo así la instalación de una Junta Revolucionaria de Gobierno que convoca a comicios para elegir una Asamblea Constituyente, con derechos al sufragio a todos los venezolanos mayores de 18 años. Esto desencadena en la elección de Rómulo Gallegos a partir del voto directo, con la victoria abrumadora de Acción Democrática, el 24 de noviembre de 1948 un golpe de estado urdido por Marcos Pérez Jiménez, socio de AD, acaba con su mandato. Mientras duró el idilio, Acción Democrática ve crecer su protagonismo a expensas de COPEI y el movimiento obrero tradicional, al considerarse un partido anti-oligárquico al estilo PRI mexicano y APRA peruano. Destituido Gallegos, una Junta Militar asume el poder. En 1952 y tras elecciones amañadas Pérez Jiménez se proclama presidente para emprender lo que llamara su Nuevo Ideario Nacional. Transcurridos los primeros años ya nadie se sentirá a gusto. Ni sus colegas de armas, ni la iglesia, ni los industriales, ni sus colaboradores. Un aislamiento socava el orden político y abre la puerta a una oposición más consciente de su poder.

La historia de las luchas democráticas en Venezuela esta llena de sobresaltos. Su siglo XX se caracteriza por dos tiranías militares de largo cuño. Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez. La primera duro un cuarto de siglo. Juan Vicente Gómez desde 1909 a 1936 La segunda de 1948 a 1958. Con respecto a Vicente Gómez, su acólito, Laureano Vallenilla Lanz no escatima elogios y lo considera "un buen tirano” Venezuela -expone- esta gobernada al amparo de un gobierno fuerte, dirigido por un hombre de Estado, por un patriota consciente de sus deberes, quien como otros grandes caudillos de América representa la encarnación misma del poder y mantiene la paz, el orden, la regularidad administrativa, el crédito interior y exterior.