domingo, 24 de agosto de 2008

Miércoles

Otro sueño (miércoles a media mañana)

La planta audiovisual, estaba esta vez contando con asesoria de unos personajes extraños, ellos venían con la comitiva de un destacado periodista que ha estado fuera del aire desde hace más de dos años por algún problema con la administración y el Estado en esos momentos.

El área de trabajo en esta en remodelación y estamos en una pequeña área común llamada “el colegio”, nuestros escritorios, acomodados sin lógica, pero buscando protección a nivel proxemico, nos hace estar más unidos en ese minúsculo espacio.

Días después, tras el escudo que a nivel de semiótica son las computadoras, estaba el. El, si era el. Que podía hacer un fulano que ni arte ni parte en lo que considera un bodrio comunicacional. Insisto que en mis sueños tengo sensaciones.
Así pregunte, a mi cercano colega,
- quien es el¿

Sabiéndolo,

- Es de la gente de W.
- ¿Pero ese tipo es de la oposición
- … Y hay más

Así por los pasillos pude observar, dirigentes, candidatos, y gente nuestra y de ellos
(Todos, los tuyos, y de ellos se confunden, y se igualan con colores llamativos, junto fusionan el fuego)

Rojos y amarillos en el atardecer, y yo asustada, por toda esta nueva locura. Paz?

Busque a Yubirisaiji, una amiga que me encanta por lo básica y fatua. En ese momento necesitaba cualquier elemento menos tierra. Ella vestida de tul, cual barbie, rosada de pies a cabezas, aunque sus tacones, blancos, parecía un personaje de alguna obra teatral infantil o… de un “boudelaire” igual, es mi amiga. Fui corriendo a decirle que esta aquí, si, aquí, en la planta, ese tipo el de atrás de la computadora, yo lo había conocido alguna vez, ella no lo podía creer tampoco, así que quedamos en vernos en el Hilton, que en mi sueño esta al lado de la planta.

En el baño de la planta (y no se por que carajo tengo que pasar estas penas en sueños) me estaba cambiando y me vio los pechos, fue sin querer aparente, pero igual dio timidez, el tipo de mi pasado no me acuerdo, en mi trabajo como espía, o es que ya esta lista la pseudo revolución contrarrevolucionaria, y de paso me ve las tetas.

Trate de no prestarle atención, tenia que saber porque estaban aquí, y en la reunión pautada en el hotel, hay gente que tiene algunas hipótesis, sobre lo que ocurre. Vía a la reunión, en un pasillo que comunicaba hotel – planta….

Sonó el celular, y desperté.

07 de Agosto de 2008

1 comentario: