lunes, 15 de agosto de 2016

De Princesas, esta se llama Rebecca y está en Wall Street



Tengo una princesa chiquitita y de cuentos, hecha por mí,  en junio
Recién casada y estrenando casa libre, la imaginaba llamándome
Y era más bella de lo que pude soñar, y gracias a ti, +,  se hizo
Una gatita, de ojos verdes, que hacia lo que quería, y te veía,  y a mí

Bella, rebelde, tomabas teta a tu manera y la ternura era tesura
Tú,  mi Rebecca, gracias a  mí, no eres Rosa sino reverso de la utopía
Rebecca, la Capa Banda de la estrategia, la cuidadora de lo prohibido

Mi corazón confundido, mi niña extraviada espejo de mi alma, la que perdí
La armada de espada filosa llena de palabras y de justicia, la dolida, la sentida
La poco amada, como ella quería, la mayor, la que lleva la carga en proporción

Rebecca La que me sacó del castillo, la que me entregó al dragón, ardimos
 La que me dio la escritura,  la que me libertó, Y así se fue,  como guerrera, en duelo
A conquistar lo de ella, trampa con huella que la muerte de todos los suyos se llevo

Y ella en Wall Street