domingo, 13 de enero de 2013

Dame...

Dame el rayito de luz que perdí una mañana de enero
creyendo encontrar la primavera, en el frio bajo cero
Dame mi confianza, la mía, la única que me quedaba
creyendo encontrar mi utopía

Dame la sonrisa que voy perdiendo cada día
las fuerzas de mis piernas por sostenerte 
Dame el creer, que no me muero creyendo,
creyendo encontrar mi utopia

Dame los testiculos que necesito y no tengo
porque el semen de mis tetas, destila en reemplazo
Dame un sostén de macho, que se me cae la hombría
creyendo encontrar mi utopía

2 comentarios:

adolfo payés dijo...

Tiempos sin escribir, y sentir tus versos, algunas veces con espinas y otras con ese amor que se agita en el silencio...
Como el Bso Te. Y la imagen misma de un poema escrito de tus piensos.
Bravo por tu poesía...

Hermoso leerte siempre amor.
Un abrazo con el cariño de todos los días..
Saludos compañera..

AMBAR dijo...

Hola Beatriz.
Hace tiempo que no nos visitamos, la vida nos lleva por otros derroteros y ocupaciones.
Leo a Adolfo pero no se le puede comentar.
Tu poema muy intenso y lleno de amor, donde la vida sigue como ríos de agua clara.
Un gran abrazo para los dos sin olvidar a vuestros retoños, que son, la vida que sigue.
Ambar