lunes, 30 de abril de 2012

Ojos de mi encanto, carne de mi cántaro...










He dejado de escribir me
Escribiendo tu historia
De caritas graciosas de mimos,
Besos, y tiranías, yo en tus manitas
Cambie letras por arrullos, caricias en letanía
No me escribo ni una carta, no existo, soy tu
Ojos de mi encanto, carne de mi cántaro

Y el tiempo pasa, para mi más rápido
Menos mal que es así, y disfruto cada instante
Amante de tus delitos infantiles, pequeñitos
Y no me escribo ni el apellido, lo borré













Y me olvido, no me acuerdo de mi
Desaparezco en tus pasitos,
Ante ti sucumbo pequeño tirano
Hasta hoy, que empiezo a escribir nos
Para seguir amando nos

6 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

La tiranía del amor convertido en ternura infalible en la entrega de una madre, de una esposa. de una mujer en su completo estado de ser humano, la entrega, lo todo por la vida, así eres mi amor compañera ante la plenitud infinita de lo nuestro.. Gaizka Hijo todo con todo para la vida..

Bello poema, bella entrega bella como tu presencia cotidiano en la nuestras vida..

besos Beatriz amor.
Te amo y mucho
Un abrazo de los que compartimos a diario con el saludo lleno de amor. de vida..

juan molina dijo...

Dichosa la mujer que en el camino cae y a la vez se levanta tomando de nueva cuenta la fuerza en el camino de la vida.

Sin Rastro dijo...

Que belleza me encanta la vida plena y llena de amor!!
besos a ti y a tus ojos!!

josefina dijo...

Precioso Gaizka, cuando veo a mi nieto Pau me acuerdo querida amiga de ti pensando lo bonito que tienes al pequeño.
Un beso Beatriz

ReltiH dijo...

MUY LINDO CHIQUITIN. HERMOSA DEDICATORIA. SALUDOS DESDE AQUÍ, TU CIUDAD.
BESOS

SILDELSUR dijo...

Creo que nuestra verdadera historia la escribiran nuestros hijos.
Ellos son el único testimonio de que hemos pasado por esta vida.
Menuda responsabilidad!
Nosotros les damos letra día a día,y ellos a nosotros nos dan oxígeno.
soy una enamorada perdida de mis hijas,ya te das cuenta!
Es el amor más genuino que hay,aunque tu otro amor parece de hierro también!
No se,me emocionó tu pequeñito,y me emocionan los hijos.
Besos!!!!!