miércoles, 2 de diciembre de 2009

Y digo adios...




Soy una tipa algo complicada


De delicados y bruscos sentires

Cualquier hogar fue mi hogar

Cualquier cuarto de hotel también lo fue

Puedo dormir hasta en las piedras

A veces sola a veces no, a veces muerta

A veces me pongo, circunspecta

Y reservo el derecho de admisión.

Y digo adiós…

Cierro el bolso y me largo

Cuando unos ojos amenazan

Con trajinarme el corazón,

Prendo la señal de prevención

Y escapo en otra dirección.

Cuando escapé del paraíso

Satanás me recogió, sólo por un rato

Y también le dije adiós…

Si algún día nos cruzamos

No me preguntes dónde voy,

Mira mis ojos y adivina

Lo que busco y lo que soy.

No importa que cierres la puerta

Me gusta entrar por el espíritu

Y al día siguiente dejo marca

De mi presencia en tu alma

Y ya no diré adiós...

2 comentarios:

Mer dijo...

No nos digas nunca adios, danos siempre la bienvenida a tú alma, a tú corazón. ¡Enhorabuena bello blog!. Besotes, seguiré pasando.

Director dijo...

Somos muchos los escapamos para no sentir el dolor de la despedida...
Gracias por tu comentario, no imaginé que estarias tan deseosa del cambio.

Besos y te sigo