lunes, 9 de noviembre de 2009

Llueve



Llueve por dentro y afuera, llueve tranquilo despacio
Con viento fresco, con aires recios, y hoy tengo miedo
habito abatida, apesadumbrada, pesarosa, con asco
hay tristeza y silencio oportuno, porqué tantos efugios


  ¿De qué huyo a quién temo?                                                



A veces tan fuerte, a veces tan viva, evasiva, fugaz
Quiero clamar, y no pasa del deseo, llorar a gritos
Y se aferra a mi garganta y allí se queda,
se convierte en lagrima y sigue lloviendo,


Huyo de mí es la respuesta

4 comentarios:

BB dijo...

Esta noche, pregunta algo que sea
contestado en el mundo sin palabras.
Interroga con toda tu sangre
algo en que toda la vida del mundo
esté preguntando,
algo así como ¿quién llora?
¿hace falta algo?Y verás como todo hace falta
y sabrás cuántas estrellas tiene el cielo
cuando sepas que el cielo tiene una sola estrella
para cada ...momento,
porque con una que se pierda
dará un paso de sombra la luz del Universo.

¿Cuántas estrellas tiene el cielo?..(Fragm.)...Andrés Eloy Blanco

Mistral dijo...

¡Impresionante!

Leí varios poemas, pero este...me atrapó.

El otro dijo...

Toda una vida en el mismo cuerpo da para abanicar universos de emociones enfrentadas,sensaciones en tus sentimientos.
Un poema muy bello.

Nonantzi dijo...

huir de uno mismo, evitarse, se vuelve mas recurrente en tanto uno mas se va encontrando. textos muy emotivos!