viernes, 26 de junio de 2009

Callada



Callada presencia ésta
En todo lo que me escribo,
Callada manera y tibia
De protegerme contigo
En tan fuerte sentimiento.
Callada presencia tuya
En todo lo que te escribe
Este aforo de suspiros
Excitados por tu aliento.
Callada y sin aspavientos,
Tan apenas perceptible,
Sola de la luna, cerco
De segundos en el tiempo,
Los que me dan las agallas
Para encontrarme viviendo
Sin fin, de querer te quiero.
Callada y sutil te escribo,
Amor de todos los días,
Con mi piel tuya a trazos,
Desnuda yo en tu ternura,
Ya para siempre tocada
En mis teclas, de tu pluma.
Ya se irán las golondrinas,
Se marchitará el poema,
Se despedirán los versos,
Se suprimirán las letras
Pero yo a ti, amor,
Jamás te pondré silencios

1 comentario:

Adolfo Payés dijo...

NO puedo dormir.. me vine a deletrear el pasado...

Agita las temblorosas imágenes del tiempo..